La cosecha en Brasil, el principal productor del mundo, caerá en 23 %, según estiman expertos. Esto dice el gerente de la Federación de Cafeteros en Colombia.

default– Foto: SXC

El café seguirá este año en mejor terreno que el resto de productos agrícolas. Al ‘buen precio’ (al menos por encima de 1 dólar en la bolsa de Nueva York) que ha mantenido hasta ahora, se suma el hecho de que las 550.00 familias que derivan su sustento del grano, tienen una oportunidad de oro: la cosecha de café Brasil, el mayor productor del mundo, caería un 23 % en 2021, según estiman los expertos. Ese momento un tanto difícil para ese país podría impulsar los precios y favorecer el panorama para los cultivadores colombianos.


Desde la caída del Pacto Cafe-tero, este sector en Colombia ha vivido en crisis. Aún hoy se está en búsqueda de un modelo que haga sostenible a la caficultura.

El café, de los pocos cultivos que escapa de las garras del coronavirus

La distancia entre lo que producen Brasil y el tamaño de la cosecha colombiana es amplia, pero el espacio que deja el principal productor del mundo no deja de generar expectativa de que este 2021 sea pujante para la caficultura colombiana.

De 68 millones de sacos a 52,9

Brasil cosecharía 52,9 millones de sacos de 60 kilos este año. Si bien la cifra suena grande, representa un 23 % menos en comparación con los 68,21 millones de sacos que puso en el mercado en 2020, dijo el Grupo Montesanto Tavares, consultado por varias agencias de noticias.



Ella es Andrea, una de las mujeres trans de la comunidad indígena embara chamí. Vive en Santuario, Risaralda, y es recolectora de café. Foto: Raúl Alrboleda /AFPElla es Andrea, una de las mujeres trans de la comunidad indígena embara chamí. Vive en Santuario, Risaralda, y es recolectora de café. Foto: Raúl Alrboleda /AFP – Foto:

En el desagregado, según la variedad de café que producen los brasileños, el volumen de café arábica bajará en un 37 %, a 31,23 millones de sacos. En el caso de la variedad robusta, sí tendrá un incremento, el cual ha sido estimado en 17 %, es decir, 21,67 millones de sacos.

En total, aunque productores e investigadores lanzaron su pronóstico de caída en la producción brasileña, la cifra podría ser mayor. Las condiciones climáticas no han sido las mejores para el grano. La sequía predominó más que la lluvia, por lo que afectó la floración del grano, considerado como la etapa más importante para obtener una producción de calidad.


Aerocivil otorga permiso de construcción para el Aeropuerto del Café

En ese contexto, si en 2020, con todo y la histórica producción de café de Brasil, el precio se mantuvo por encima de un dólar en la Bolsa de Nueva York, la esperanza es que, en este año, con una menor cantidad del producto en el mercado, se incremente el precio, que se ha mantenido postrado durante mucho tiempo.

En términos de suplir la producción de Brasil, Colombia no tendría el margen, pues ya la Federación de Cafeteros lleva un par de años con un promedio de 14 millones de sacos.


Producción de café colombiano tuvo una leve caída en 2020: estas fueron las cifras

Sin embargo, la multiplicación del precio si se dará, según estiman los expertos, y podría treparse hasta tres veces por encima del promedio que ha tenido hasta ahora. Este martes se cotizó a 1,27 dólares por libra en Nueva York, mientras que el precio interno estuvo por encima del millón de pesos ($ 1.088.000).

Roberto Vélez, gerente de la Federación de Cafeteros, señala que “efectivamente va a haber una reducción importante en la cosecha de este año en Brasil, producto de una disminución de lluvias, que seguramente va a reducir la producción”.

Escasez en el mercado

Vélez expresó que si bien todavía no se sabe a ciencia cierta cuál va a ser el número de la disminución de la producción brasileña, en teoría “debería presentarse una escasez en el mercado”.

El gerente de Federación coincidió en que la disponibilidad actual de café en el mercado se debe a la alta producción del año pasado, lo que “hace que la industria se sienta bien abastecida por el momento”. Pero, agrega, habrá que esperar para ver si hay alguna reacción (que debería) en el precio del café en la Bolsa de Nueva York”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *